¿La gelatina engorda o adelgaza?

 


¿Se ha preguntado alguna vez si la gelatina engorda o adelgaza? Se elabora a partir de huesos, piel y tendones de animales. La gelatina no engorda y puede ser incluso una gran opción para quienes quieren perder peso.

Pero hay que tener en cuenta que no adelgaza por sí mismo, sino que contribuye a todo el proceso de pérdida de peso, ya que el postre tiene pocas calorías y sigue disminuyendo el hambre.

Pero no se queda ahí: consumir gelatina con frecuencia deja las uñas y el pelo más fuerte, protege los huesos e incluso hidrata el cuerpo, ya que es rica en agua, además de aportar otros muchos beneficios.

La gelatina es baja en calorías y proporciona saciedad, y puede ser un aliado en la dieta para perder peso.

Después de todo, ¿la gelatina engorda o no?

La gelatina es un alimento que, por sí mismo, no engorda. De hecho, puede incluso ayudar a perder y controlar el peso, principalmente porque es un alimento bajo en calorías.

La gelatina tradicional sólo tiene 56 calorías por cada porción de 100 gramos.  Si se tiene en cuenta la versión dietética, que no tiene azúcar en su composición, este valor es aún más bajo, con sólo 11 calorías por porción.

Una investigación indicó que el postre, además de ser bajo en calorías, es capaz de reducir el hambre.

Así es, comer gelatina hace que te sacies más rápido. El resultado es una reducción de la cantidad de alimentos y, en consecuencia, de las calorías ingeridas en las comidas.

Este aumento de la saciedad se produce porque el postre puede absorber una gran cantidad de agua cuando se prepara, expandiéndose y ocupando más espacio en el estómago.

Además, el uso de gelatina en la preparación de alimentos salados ayuda a disminuir el uso de grasas. Esto se debe a que forma una especie de gel, que mejora la textura, manteniendo el sabor y disminuyendo el valor calórico del alimento.

Pero eso no significa que no sea necesario tener moderación en el consumo, porque cualquier alimento consumido en grandes cantidades aumenta la ingesta calórica.

Además, quienes quieran perder esos kilos de más deben optar por la versión dietética o sin sabor preparada con zumo natural y evitar mezclar la gelatina con alimentos más calóricos, como la leche.

¿Qué beneficios tiene la gelatina?

En cada porción de 100 gramos de gelatina se encuentran minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el fósforo, y más del 90% de su composición consiste en agua.

Estos minerales suponen una media del 4% de la composición total del alimento, que también es una importante fuente de proteínas, especialmente de colágeno, que representa el 90% de sus nutrientes. Además de todo esto, el alimento está lleno de aminoácidos que son importantes para la salud.

Fortalece las uñas y el cabello

Entre los principales beneficios de la gelatina está el fortalecimiento del cabello y las uñas. Esto se debe a la gran cantidad de colágeno que contiene. Esta proteína forma el llamado tejido conectivo, que es precisamente donde se forman las uñas y el cabello.

Con esto, crecen más fuertes y menos propensos a romperse. Los alimentos reponen los aminoácidos que son esenciales para mantener la resistencia de estas regiones.

¿Crees que eso es todo? No, en realidad no. La gelatina también actúa como una especie de imán que atrae y fija los minerales en la estructura del cabello, haciéndolo más brillante y sedoso.

Deja la piel más firme

El colágeno, que abunda en la gelatina, es esencial para mantener la estructura de la piel, favoreciendo también la recuperación de las lesiones y manteniendo su textura más firme y suave.

Además, al dar más firmeza y elasticidad a la piel, la proteína puede rellenar y disimular los pequeños pliegues. Con ello, trata y retrasa la aparición de las líneas de expresión.

Previene problemas en los huesos y las articulaciones

Ya se ha mencionado que el colágeno forma parte del tejido conectivo, ¿verdad? Y es precisamente gracias a la presencia de esta proteína que la gelatina ayuda a prevenir enfermedades que afectan a los huesos y a los tendones.

La explicación de este beneficio es más sencilla de lo que se piensa, ya que el alimento sólo repone las proteínas perdidas con el paso del tiempo y, por tanto, fortalece las regiones, reduciendo los riesgos de problemas como las fracturas y los "dolores articulares".

Otro factor que hace que la gelatina sea ideal para los huesos son los aminoácidos que se encuentran en ella, especialmente la glicina y la prolina, que son responsables de crear las células que forman el tejido conectivo.

Aumenta la ingesta diaria de agua

¿Sabías que la gelatina no sólo te ayuda a refrescarte en un día caluroso, sino que también puede prevenir la deshidratación? Así es, y lo hace gracias a la capacidad de los alimentos de absorber mucha agua durante su preparación.

Por lo tanto, el consumo del postre ayuda a aumentar la ingesta diaria de agua y es ideal para ofrecérselo a los niños y a los ancianos.

Pero la gelatina no puede ser la única fuente de líquidos. Por lo tanto, no se olvide de beber agua, especialmente en los días más calurosos.

Receta fácil y saludable de gelatina

Para hacer una gelatina súper sana y sabrosa sólo necesitarás un paquete de gelatina dietética del sabor que quieras, agua y trozos de fruta. Prepare el postre según las instrucciones del paquete, añada la fruta y refrigere hasta que esté consistente.

Otra opción, sin colorantes y más natural, es utilizar gelatina sin sabor (incolora) y sustituir el agua por zumo de fruta natural, siguiendo el método de preparación habitual.