10 beneficios de la papaya

 


¿Sabes cuáles son los principales beneficios de la papaya? Esta fruta, originaria de América Central, es muy consumida y se considera una de las cinco frutas más nutritivas para comer a diario, ya que puede satisfacer todas las necesidades calóricas y nutricionales.

Cultivada en partes de Asia, África y América, la papaya es una planta perenne que pertenece a la familia de las caricáceas y puede alcanzar alturas de más de diez metros. Los frutos del árbol varían en tamaño y son dulces, jugosos y de color naranja brillante cuando están maduros.

Además, la fruta de la papaya es rica en varias vitaminas, minerales y otros tipos de nutrientes considerados esenciales para mantener una buena salud. Junto con su versatilidad de consumo, se ha convertido en una fruta muy apreciada en diversas partes del mundo.

Debido a la importancia de la fruta, se preparó este artículo que muestra los 10 principales beneficios del consumo de papaya según la ciencia y cómo elegir e incorporar la fruta en las comidas.

Beneficios del consumo de papaya

La papaya es una fruta muy popular. Además, la fruta es sabrosa y está llena de beneficios para la salud. Comprueba en qué consiste cada una de ellas.

1.      Combate las bacterias

Tanto la pulpa como las semillas de la papaya tienen propiedades bactericidas. Es decir, el consumo de estas piezas es capaz de inhibir la proliferación y exterminar algunos tipos de colonias de bacterias que pueden ser perjudiciales para la salud.

Esto se mencionó por primera vez en un estudio publicado en 1982 por la Universidad de Nigeria, cuando descubrieron las propiedades de la papaya para evitar que los microorganismos dañinos proliferen en el cuerpo, ayudando a prevenir varios tipos de enfermedades.

Otro estudio, publicado en 2003, verificó que estos efectos también son visibles en las semillas de la fruta. Siendo el extracto de la misma bastante eficaz contra varios tipos de bacterias.

2.      Ayuda a controlar la presión arterial

Otro estudio, publicado en la década de 2000 por investigadores nigerianos, reveló que la pulpa del fruto de la papaya también tiene propiedades hipotensoras.

Es decir, cuando se consume en cantidades moderadas, la fruta ayudó a reducir no sólo la presión arterial, sino también la presión renal en ratas hipertensas. Además, el extracto elaborado a partir de la pulpa de la papaya también demostró ser un relajante natural para las arterias. Así, se mejora la función del corazón y se previenen diversas enfermedades relacionadas con el mal funcionamiento del órgano.

3.      Facilita el tratamiento de la diabetes

Además de tener la capacidad de ayudar a regular la presión arterial, la papaya también es hipoglucemiante e hipolipidémica. Es decir, la fruta puede actuar directamente en la reducción de la glucosa y el colesterol en la sangre de las personas que viven con diabetes mellitus.

La diabetes mellitus se divide en dos tipos y se caracteriza por el exceso crónico de azúcar en la sangre, que puede provocar diversos problemas. Además, las personas que padecen la enfermedad también son propensas a tener niveles de colesterol malo más altos de lo recomendado.

Por lo tanto, el consumo de papaya de forma regular puede ayudar a controlar estos dos problemas y actuar conjuntamente con la medicación habitual.

4.      Protege las células

Otro beneficio encontrado por la ciencia en la papaya es que es rica en sustancias antioxidantes. Los principales son los llamados compuestos fenólicos, compuestos polifenólicos como los taninos y los flavonoides. Estos últimos se consideran los antioxidantes más potentes que se encuentran en las plantas.

Además, la fruta también es rica en carotenoides, que son compuestos lipídicos que se disuelven en el agua y son responsables de los colores amarillo, naranja y rojo en la naturaleza.

En el organismo, estos compuestos se encargan de proteger el cuerpo contra diversos tipos de enfermedades y la degeneración de los músculos y el corazón. También actúa como un potente antioxidante.

5.      Mejora el funcionamiento del intestino

La papaya tiene grandes cantidades de una enzima llamada papaína. En el organismo actúa como un potente agente antiinflamatorio y cicatrizante. Pero además, esta enzima mejora el proceso de digestión y el funcionamiento del intestino.

Por ejemplo, un estudio publicado en 2017 demostró que las personas que tienen alergia al gluten no mostraron ningún síntoma al comer productos procesados con papaya.

Además, la fruta también es rica en fibra, que ayuda a mejorar el funcionamiento del tracto intestinal. De este modo, se ayuda a prevenir los problemas de estreñimiento.

6.      Protege el hígado

El consumo de los frutos maduros del árbol de la papaya también ayuda a proteger el hígado de los daños causados por agentes tóxicos externos. Por ejemplo, la acumulación de grasa en la región, el abuso del alcohol y algunos medicamentos que también son metabolizados por el órgano. Este es uno de los principales usos de la fruta en algunas regiones de Asia.

7.      Ayuda a prevenir el cáncer

La papaya también tiene compuestos fitoquímicos que ayudan a prevenir varios tipos de cáncer e incluso a inhibir el crecimiento de tumores malignos. Especialmente cuando se trata de cáncer de mama, de cuello de útero y de páncreas.

Además, la fruta también tiene efectos antiinflamatorios que ayudan a reducir los casos de necrosis, que es cuando se produce la muerte y putrefacción del tejido celular. Así, esta fruta mejora la calidad de vida de los pacientes con la enfermedad.

Este beneficio se deriva de la gran cantidad de antioxidantes que están presentes en la pulpa de la fruta y también de la papaína, que es una enzima resistente al calor y ayuda a disolver las fibras musculares, lo que implica varios tipos de cáncer y dificulta el tratamiento.

8.      Puede prevenir la aparición de úlceras

Consumir papaya regularmente también puede ayudar a prevenir y tratar las úlceras de estómago. Esto se debe a que los compuestos fitoquímicos presentes en la fruta ayudan a prevenir la destrucción de las células sanguíneas y también a proteger el estómago de posibles daños.

Además, como ya se ha mencionado, la fruta tiene efectos antiinflamatorios y bactericidas. Por lo tanto, su consumo impide la proliferación de las bacterias causantes de las úlceras y ayuda a disminuir la inflamación de las lesiones.

9.      Estimula el sistema inmunológico

La papaya también es responsable de ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, que es la defensa del cuerpo contra diversas enfermedades que aparecen cuando las defensas del cuerpo no están funcionando de la manera correcta.

Esto se debe en parte a la acción antioxidante de la fruta, que evita la degeneración celular, y también a la gran cantidad de vitamina C presente en la pulpa. Esta vitamina es conocida por ayudar a mejorar las defensas del organismo.

10.  Trata los problemas de la piel

Por último, la pulpa de la papaya madura también puede aplicarse directamente sobre la piel. Siendo muy utilizado en el tratamiento de lesiones, inflamaciones e incluso sequedad de la región.

Esta fruta se considera mucho más eficaz que los tratamientos convencionales, principalmente por su acción antiinflamatoria y bactericida.  Por ello, la pulpa de la papaya madura también se utiliza como mascarilla natural contra el acné y como protector solar.

Además, también tiene propiedades blanqueadoras, reduce la grasa y elimina el exceso de piel muerta. Puede aplicarse directamente sobre la piel como mascarilla facial.

Tabla nutricional y propiedades de la papaya

Como se ha mencionado anteriormente, la papaya es una fruta rica en varios nutrientes y otras sustancias fitoquímicas que son esenciales para mantener el cuerpo sano.

Las frutas maduras contienen buenas cantidades de proteínas, grasas buenas y fibra que ayudan al funcionamiento del tracto gastrointestinal. Además, la papaya también es rica en carbohidratos, antioxidantes y aminoácidos que son beneficiosos para la salud.

Una porción media de 100 gramos de papaya contiene sólo 43 calorías. Con altas cantidades de vitamina C, A, E, K y algunas que pertenecen al complejo B.

La misma ración aporta casi el 10% de la ingesta diaria de fibra dietética y contiene unos 90 gramos de agua. Por último, la fruta madura también es rica en varios minerales, como calcio, hierro, magnesio, potasio, zinc y cobre.

¿Cómo elegir la mejor papaya?

Como con cualquier fruta o verdura, hay que tener cuidado al elegir la papaya. Mediante una buena evaluación superficial es posible verificar la calidad de la fruta.

Por ejemplo, la fruta debe ser firme, con una piel de color verde amarillento y sin magulladuras causadas por el transporte o el mal almacenamiento. Esto se debe a que la papaya termina de madurar después de la cosecha. Si se compra ya muy maduro, puede estropearse rápidamente si no se consume el mismo día de la compra.

Las frutas con muchas magulladuras en la piel pueden estar demasiado blandas o ya estropeadas. Por lo tanto, deben evitarse a toda costa.

Además, aunque se almacene en el frigorífico, la papaya tiene una corta vida útil, ya que es delicada y se estropea rápidamente. Por lo tanto, debe consumirse en poco tiempo después de la compra.

Usos de las semillas de papaya

Como ya se ha mencionado, no sólo la pulpa de la papaya es comestible y tiene beneficios para la salud, las semillas de la fruta también se utilizan ampliamente en algunas regiones. Principalmente porque son ricos en proteínas, fibra, aceite de papaya y algunas enzimas que son buenas para el organismo.

Además, asadas y molidas pueden utilizarse como condimento, ya que tienen un sabor picante, utilizándose a menudo como sustituto de la pimienta negra.

Las semillas también se utilizan en la medicina popular de algunos países como tratamiento casero de las lesiones de la piel o de los órganos internos y como anticonceptivo masculino natural.

Un estudio de 2014 indicó que el consumo del extracto de semillas de la fruta disminuyó el recuento de espermatozoides en ratas adultas.

Por último, las semillas también contienen grandes cantidades de antioxidantes y efectos antiinflamatorios y bactericidas, y se utilizan como tónico para dar energía y reforzar la inmunidad del organismo.

Cuidados y contraindicaciones

El consumo de pulpa de papaya madura es seguro. Por lo tanto, puede introducirse en la dieta de los niños, las mujeres embarazadas y los ancianos sin ningún efecto perjudicial para el organismo. Excepto en los casos en que exista alguna alergia a la fruta.

Sin embargo, las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de frutas verdes y semillas. Esto se debe a que en este estado la papaya es abortiva, ya que estimula la contracción uterina, debido a la acción de la papaína, que actúa induciendo la producción de hormonas que sólo se liberan durante el parto.